Cáncer Cervical

 
El cáncer es una enfermedad terrible. Pero el cáncer cervical es uno de los pocos tipos de cáncer que realmente puede prevenirse.
Es posible prevenir el cáncer cervical mediante la detección de un virus conocido como virus del papiloma humano (VPH). Ahora se sabe de ciertos tipos de de VPH de "alto riesgo" causan la mayoría de cáncer cervical.

Anteriormente, los médicos y otros profesionales de la salud confiaban únicamente en la prueba de Papanicolau para determinar el riesgo que tiene una persona de contraer cáncer cervical. El Papanicolau busca células anormales en el cuello uterino que son producidas por el VPH. Si estas células anormales se detectan en una etapa temprana, pueden ser tratadas antes de que degeneren en células cancerosas. Gracias al Papanicolau, el número de mujeres que contraen cáncer cervical ha disminuido muchísimo.

La relación entre el VPH y el cáncer cervical
El VPH es un virus común. De hecho, se calcula que cada 8 de 10 personas tienen VPH en algún momento de sus vidas.

¿Cómo se contrae el VPH?

Los tipos de VPH de alto riesgo que causan cáncer cervical se contraen por contacto sexual o intimo a nivel de la piel. El VPH puede "ocultarse" en las células cervicales durante mucho tiempo sin ser detectado. No hay síntomas premonitorios del VPH.
Si una Mujer tiene el VPH, ¿significa que va a contraer cáncer?

¡No! La mayoría de las mujeres rechazan el virus antes de que este cause problemas. Es sólo cuando los tipos de VPH de alto riesgo no se eliminan que se pueden desarrollar células anormales.

¿La prueba de Papanicolau detecta el VPH?


No exactamente. El Papanicolau no puede detectar directamente el VPH. Un técnico de laboratorio analiza una muestra de sus células cervicales con un microscopio para detectar las señales de cambios anormales causados por el virus.

Aunque el Papanicolau puede identificar muchos casos de mujeres que necesitan tratamiento, la prueba no es infalible.
 
Dra. Silvia Guerrero
Dra. Silvia Guerrero3
 
 
 
Explicación de los resultados de la prueba

El cuadro siguiente explica lo que significan para usted los resultados de las pruebas VPH y Papanicolau, así como también la frecuencia con la que debe hacerse la prueba del VPH. Este cuadro se basa en las directrices de un panel de expertos del Instituto Nacional del Cáncer (Nacional Cancer Institute), la Sociedad Estadounidense de Colposcopía y Patología Cervical (American Society of Colposcopy and Cervical Pathology), y la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society).

 
 
* Si es menor de 30 años, las directrices actuales dicen que usted no necesita la prueba del VPH a menos que el resultado de su Papanicolau haya sido confuso o anormal.

¡Protejase! Hágase las dos pruebas: El Papanicolau y la prueba del VPH

El riesgo del cáncer cervical es más bajo en mujeres de menores de 30 años años de edad. Por lo tanto, los expertos sugieren que la prueba del VPH se haga en mujeres menores de 30 años sólo cuando el resultado del Papanicolau sea dudoso o anormal.

Una vez que una mujer llega a la edad de 30 años, la prueba del VPH está aceptada como prueba rutinaria, al igual que la del Papanicolau.